viernes, 7 de mayo de 2010

LETRAS QUE NO ESPERARON EL ANOCHECER...

Me pregunto cómo… Cómo he sobrevivido a la vida sin ti… Es violenta, vida sin ti, apunta sus flechas, lanza sus dardos, arma sus trampas… Yo, torpe sin ti, distraído, iluso e ingenuo… Creyendo encontrarte en cada segundo para descubrir en cada siguiente que aun no estás… Yo, cansado, descuidado, vulnerable…

Me pregunto cómo… Creyendo en esperanzas perdidas, esperanzas que tal vez nunca nacieron, resolviendo el enigma de los amaneceres sin ti, inventando razones… Razones para mantenerme en el juego de esta vida asesina, egoísta… Razones para mantenerme alerta ante esta vida que ataca con tu ausencia y distancia…

Me pregunto cómo… Cómo vivo si tú estás ausente… Tu ausencia me lastima, hiere mi existencia, despierta mi reposo… Y despierto me niego a reposar, necesito avanzar… Tu ausencia arremete contra mis conceptos que ya no son míos, contra mi lenguaje que ya no es mío, roba mi herencia que ya no quiero…

Tu distancia atormenta los miedos que quisieron detenerme para no recorrer los caminos de esta vida, y atormentados abren paso a mis pasos, y yo camino… Camino por las veredas de esta vida sin ti, que es violenta, que apunta y lanza, camino con mi torpeza sobre mi espalda…

Preguntándome cómo en cada amanecer seguiré jugando… Un día esta vida sin ti se rendirá mientras que tú y yo, fundidos en un abrazos, seremos una razón, una razón para justificar mi juego dentro de esta vida sin ti…

2 comentarios:

Alfonsina.. dijo...

Me encantó el final!. La esperanza es la último que se pierde no?.

Isa dijo...

No cabe duda, un post muy...¡esperanzador! Lindo también.
Saludos Gusmar.