miércoles, 7 de julio de 2010

EN LA NADA...

Mi realidad se funde y se convierte a la nada cuando quien soy es confrontado por quien eres. Tú, perfume que ha trascendido hasta llegar a mí, brisa que recorrió senderos y burló los mares para estar aquí, lluvia concentrada en las nubes, esperando el momento, cielo dentro del mundo, que eres mi mundo y que todo lo fundes.


Mi realidad sonríe hasta no ser más, y me esparzo sin direcciones ni destinos, mi realidad cae y con ella los destinos que se vuelven perfume y brisa, mares y lluvia, cielos y senderes. Y yo me veo allí sumergido en ti, nadando en tu alma, sintiéndola mía, como si en otros tiempos tú y yo somos uno, como si en estos tiempos tú y yo fuimos nada.


Mi realidad duerme cuando tu voz, duerme y sueña contigo, duerme y yo despierto contigo. Y tu voz, canción silente, arrulla mi vida y tu vida me enseña a vivir, soy conciencia despierta, conciencia que no consiente, conciencia que no juzga, simplemente soy viviendo en la nada, viviendo en ti.


Mi realidad es payaso que ríe sentado, observando la gracia, gracia pausada, suspendida en el aire sin aire, suspendida sin suspenderse, siendo observada sin observar que te observo, gracia que es fuente de la nada que ahuyenta mi realidad y la funde mientras sonríe dormida, fuente de la nada, de donde brotas tú, agua que calma mi sed, sed que viene de afuera, donde una vez estuve, hasta internarse aquí donde a veces estoy, desde donde a veces te observo a ti, que eres gracia que has trascendido hasta llegar a mí.

1 comentario:

ALFONSINA dijo...

mi realidad a veces se asemeja a la tuya. Me encantó, muy dulce!
Saludos!