jueves, 6 de agosto de 2009

CAE LA LLUVIA...

Y cae la lluvia, baila al son de un viento recio, y trae consigo la frescura de tu alma, la magia que, a través de tus ojos, refleja tu espíritu.

Cae la lluvia y su fragancia me habla de ti, de tu ternura joven, de las caricias de tus manos, de la dulzura de tus besos.

Cae la lluvia y mis ojos se cierran para respirarte, para imaginarte y creer que me visitas. Imagino que cantas y sonríes mientras bailas entre la lluvia. Imagino que me miras con amor, como si siempre me hubieras amado, aun cuando no estuviste aquí. Imagino que extiendes tu mano derecha y me tocas, tocas mi alma, y duermes mis heridas y despiertas mi esperanza.

Cae la lluvia y yo me encuentro entre las gotas, asombrado, sorprendido, disfrutando como un niño tu visita. Y sonrío mientras cae la lluvia, y olvido lo que fue antes, y recuerdo lo que será después. Desafío con promesas el presente. Rompo con mi fe la lógica del tiempo. Invento con mi inocencia un nuevo espacio.

Cae la lluvia y no quiero crecer nunca más, quiero seguir siendo un niño, quiero que estés aquí siempre, ¿Es qué no ves que me desespero de solo pensar que se irá lluvia y ya no estarás aquí?

Cae la lluvia y un viento recio me susurra al oído que esta noche habrá luna llena y yo como un loco te buscaré, no dormiré, te extrañaré porque mientras llovía te vi bailar, sonriendo y cantando, y lo juro no habrá un día de lluvia en el que no piense en ti.

2 comentarios:

Isa dijo...

¡Qué lindo! Como todo lo que escribes Gusmar. ¡Me encantó!
Un saludo afectuoso.

Ruth dijo...

Linda y preciosa esta tu carta.

Siempre sabiendo dibujar entre lineas.

Besos.