lunes, 29 de septiembre de 2008

TU NOMBRE YA ANUNCIÓ TU FIN.

No te sorprendas, hoy no me sentaré a escucharte y no escucharás más lamentos.

Te he permitido robarme la vida, pero quiero de vuelta lo que es mío. Y no te hagas el fuerte ni muestres tu falsa violencia. Ya sé quien eres, he decidido avanzar y no me detendrás.

He visto tu cobardía, tu nombre no significa nada excepto tu ineficacia en mi alma.

Eres mentira, no existes. Yo te he creado y hoy te destruyo.

No puedes vivir por ti mismo.

¿Cómo es que presumes fortaleza?

¿Por qué te escondes de la luz del sol?

¿Por qué te asusta la brisa de la mañana?

¿Por qué le das la espalda al futuro?

¿Por qué careces de glorias?

¿Por qué no tienes historias de triunfos?

¿Por qué te enmudecen mis preguntas?

Ahora veo que no eres tan elocuente.

¿Por qué dependes de mis caricias?

¿Por qué siempre vistes sombrío?

¿Por qué ves todo gris?

¿Por qué esclavizas cuando ofreces libertad?

¿Por qué nunca te he visto bailar?

¿Por qué le temes a mí andar?

¿Por qué le temes a la fe? ¿No argumentas que son solo dos letras?

¿Por qué careces de planes?

¿Por qué le huyes a la compañía? Ahora entiendo que eres tímido, ahora puedo ver tus ojos pequeños.

Nunca te escuché cantar, nunca vi tu rostro; ¿Por qué lo escondes bajo ese sombrero?

Te veo caminar cansado, ¿dónde está la fuerza con la que me azotabas?

No eres ni ángel ni demonio, no eres humano. ¿Cuál es tu naturaleza? No eres realidad ni fantasía, ¿No te das cuenta? No existes.

¿Dónde está hoy la sabiduría que predicas? Asómbrame con tu habilidad, sorpréndeme con uno de tus trucos.

¿Te permite tu inteligencia captar mi ironía? ¿O necesitas que te explique? No eres sabio, no tienes habilidades, y de tu sombrero no puedes sacar si quiera un conejo.

Lo olvidabas, no sabes reír.


No hay atractivo en ti.

Dices cuidarme pero te arrodillas ante la ausencia de mis lamentos.

Dices ser mi abrigo pero esta noche te veo temblar de frío.

Vas huyéndole a la esperanza. En mí solo has buscado un escondite.

Intenta pronunciar la palabra éxito. ¿Por qué se borra la sonrisa de tu rostro?

No me pidas que te mire con pena, mis ojos se han abierto.

Olvídalo, en este viaje no hay destino para ti.

No extiendas tus manos, las mías están ocupadas. Tú has destruido, yo empiezo a construir.

Por supuesto que hoy me escucharás mencionar tu nombre, solo para anunciar tu fin. No me digas que dejarás un vacío en mí, tú eres un vacío.

Es cierto, voy a recordarte, solo cuando necesite reír por tomarme tan en serio.

Lo sé, te veré en otros, pero te haré huir de ellos también, ahora mismo alguien lee nuestra charla y estas huyendo.

No me pidas una tregua, ¿Acaso has tenido compasión conmigo? No puedes ser mi aliado.

Te jactas de tus armas de seducción, pero desconoces el amor; dices ser comodidad ¿Dónde está tu hogar?

Si me conoces, como me has repetido, mejor que nadie ¿Cómo es qué no te esperabas esto? ¿Cómo es que te quedas sin argumentos?

¿Preguntas por la puerta que está abierta?

Es tu salida, porque llegó el momento de tu partida. No te molestes en cerrarla, quiero sentir el placer de hacerlo.

Adiós.

… Lo olvidaba: Fracaso, has fracasado.
(Extraído del "Diario de un Prisionero de Esperanza". Un manuscrito que aun no publico)

10 comentarios:

El Peregrino dijo...

Muy bueno, Gusmar, e ingenioso. Y la lectura se hace aún más interesante cuando se repite... sabiendo el final. :)

Es cierto lo que dices: "no dejarás en mí un vacío, tú eres un vacío"

Saludos, prisionero de la esperanza.

NIRBEHT dijo...

DE VERDAD, HAY TANTO TALENTO EN TI, CADA VEZ QUE LEO UNO DE TUS ESCRITOS LES HAGO UN ANALISIS LITERARIO, QUIZAS POR ESO ME GUSTAN TANTO, Y POR ELLO SÉ QUE LES SOBRA LA CALIDAD...DEMUESTRA AL MUNDO QUE EN REALIDAD EN TI FRACASÓ EL FRACASO...LOVIU

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

¿Por qué ves todo gris?, esto me hace pensar en lo que nosotros como cristianos no podemos visualizar, si no la alegría en Él. (Tu sabes que yo veo algunas cosas en forma diferente, como dijiste una vez sobre la lectura

Saludos Gusmar.

Claudia

Gusmar Sosa dijo...

Amigo peregrino, pues sé que usted puede entenderlo ya que a caminado por muchos senderos. Un saludo amigo.

Gusmar Sosa dijo...

Hola Nir, pues el mundo ya no necesita saberlo, ya el fracaso lo sabe... Cuidate. Grcias por los analisis...

Gusmar Sosa dijo...

Entiendo Claudia, no son necesarias las muchas palabras. Saludos.

elim-el oasis de Eva dijo...

Hoy me "has enganchado" totalmente a la lectura, y todo el rato pensando en qué podía ser... Bueno, creo que los fracasos vendrán aunque los echemos (todo riesgo lo puede conlllevar) pero nuestra manera de enfrentarlos sí que puede cambiar.
Gracias Gusmar por compartir.

Gusmar Sosa dijo...

Saludos Eva, un placer tenerte por acá y que bueno que disfrutaras la lectura.

Brisa Nocturna. dijo...

Contundente, directo al corazon. Mi querido prisionero, tus letras cada vez son mas atrapantes, al menos para mi. Espero con ansias un dia tener una publicacion tuya en mis manos y decir, !yo lo conozco!....

Sigue escribiendo.

Mil saludos chamo.

Gusmar Sosa dijo...

Hola linda, gracias por dejar soplar por aquí el aire que hay en esa brisa nocturna. Gracias por la motivación, pues te diré que si un día, después de cinco años, una linda cubana cumplió su sueño de estar nuevamente en la costa del mar cubano, pues entonces tal vez un día tengas esa publicación...Gracias por pasar...