sábado, 2 de agosto de 2008

EL DESCUBRIMIENTO O REFORZAMIENTO DE UN BUEN PRINCIPIO. (PRIMERA PARTE).

Hace días, motivado por una conversación con una amiga, inicie la lectura de la novela "A Orillas del Río Piedra me Senté y Lloré", me gustó mucho y tengo algunas cosas que comentar al respecto, pero lo haré luego. Lo comento porque tal lectura me llevó a adquirir "La Quinta Montaña", una obra del mismo autor de la anterior mencionada. Esta última logró captar mi atención desde el principio y dejó en mi alma el sabor dulce de un nuevo aprendizaje, o debo decir que reforzó un aprendizaje ya adquirido a través de una magistral ilustración. Son muchos los argumentos planteados y entre ellos, su autor Paulo Coelho muestra una, tal vez liberal, pero muy interesante interpretación de uno de mis pasajes bíblicos favoritos: La lucha de Jacob y el ángel.

Debo hacer cierto énfasis en esto: tal vez su interpretación es algo liberal, y carezca de algún tipo de apoyo hermenéutico, quizá no pueda tomarse como una seria interpretación del pasaje, sin embargo, no deja de ser cierto el principio ilustrado por el autor. Si usted prefiere podría aislar el principio del pasaje y obtendría un buen aprendizaje, un ancla en medio de la desesperanza, una dirección en medio del sendero de la vida: Una señal. Me permitiré comentar el principio sin aislarlo de la ilustración, y luego les comentaré la forma en la que este principio me a llevado a tomar una decisión que me guía hacia una tarea inconclusa de mi pasado. Quiero agregar que este pasaje a sido de gran bendición para mi vida en los últimos seis años, en él he encontrado una y otra vez principios pertinentes para una vida en victoria (la cual no se define por las circunstancias que me rodean sino por la actitud positiva en medio de las adversidades cuando se presentan). Este pasaje a tomado un sentido más real luego de comprender, a través de las palabras del profeta Oseas, la verdadera lucha entre Jacob y el ángel, es un tema que me apasiona y me gustaría compartirlo con ustedes en otro post solo para ello.


Dice el señor Coelho que las circunstancias adversas o tragedias no son productos del descuido de Dios, pues entonces no sería un Gran Dios; tampoco provienen de otra mano oscura, "Dios las origina", me impacta cuando dice que si lo malo que nos sucede viene de una mano que no es de nuestro Dios y Él no puede hacer nada para evitarlo, entonces a quien pertenezca esa otra "mano" es a quien deberíamos adorar como Dios (¿Atrevido el Señor Coelho?). Ahora bien, entendiendo esto debemos tener claro que el propósito divino al originar (o si usted prefiere decirlo así: al permitir) las tragedias que nos suceden (y decimos tragedias por no entender el propósito divino detrás de tales acontecimientos) no es causar un conflicto teológico, no es hacernos desconocer las convicciones sembradas en nuestros corazones por Su Espíritu, tampoco causar un conflicto emocional (al menos no uno que nos lleve al desempeño de actitudes negativas alejándonos de él).

Fíjense, Jacob se ve envuelto por circunstancias negativas que terminan enemistandolo con su hermano, finalmente se aleja de casa de sus padres, se enamora de una mujer por quien trabaja siete años, para ser engañado por su suegro que le entrega a la menor de sus hijas y se ve obligado a trabajar siete años más por el amor de su vida, luego es arrinconado a huir de la casa de su suegro, y esto es solo un resumen de sus tragedias. Cansado de tales circunstancias, nos dice Cohelo, "decide ir contra Dios", es decir, en contra de las circunstancias que Él ha originado hasta ahora. Es como si Jacob dijera: "Estoy cansado de las tragedias en las que me he visto envuelto estos años, hoy me vas a bendecir, hoy vas a cambiar todo esto a mi favor, sino lo haces pues yo lucharé en contra de estas tragedias que vienen de tu mano, tal vez no lo logre, pero lucharé, de todas formas ya estoy herido, y aun herido si insites en originar tragedias reiré en medio de ellas, y mientras más lejos paresca que debo huir de la casa de mis padres más cerca estaré de ellos. Así que mejor bendiceme y trabajemos en armonía" (¿Atrevido? Yo hallo un principio importante y oro para que puedas entenderlo). A la luz de las palabras del profeta Oseas puede que las palabras de Jacob hayan sido estas o no, pero lo seguro es que el tono de Jacob de haber sido esas palabras ciertas no fue un tono irónico, no fue un reclamo, fue un clamor que nació en su corazón y que logró enamorar a Dios, le robó una sonrisa tal vez.

Así que, siguiendo el pensamiento de Coelho al respecto, Dios aplaude a Jacob, porque un hombre en la tierra, un imperfecto y desdichado humano a logrado comprender el "plan". Y lo bendice como diciendo: "tu carácter no es el mismo, has tenido el valor de no aceptar la tragedia como tal, has visto que yo soy Todopoderoso y estoy detrás de todo lo que te acontece, y has entendido que debes despertar emociones positivas en la adversidad y sobre todo ser humilde ante mí, estas listo para volver a tu casa y cumplir tu propósito, "por ahora" no necesito "tragedias" para enseñarte, tienes mi bendición y un nuevo nombre".

Lo sé, lo sé... Un poco liberal la forma en la que Coelho interpreta el pasaje, pero repito no deja de ser interesante, hermoso diría yo. Es la bendición del arte. (¿Cierto Gaby?).

Si usted prefiere aisle el principio del pasaje y encontrará sin prejuicios una gran verdad.

Yo la encontré, encontré "una señal", como diría Coelho, que me lleva a mi "leyenda personal", o parte de ella en este momento. En dos dìas les estaré platicando sobre la más reciente de mis decisiones por tomar y de esa forma ilustraré el principio que he querido presentarles a través de este post. Un gran saludos a todos desde un pueblito tranquilo y muy natural en el que me encuentro internado por unos dìas.

14 comentarios:

Claudia Lama dijo...

Que curioso Gusmar porque este asunto de lo trágico, la tragedia, me tiene la mente ocupada desde hace unas semanas, no sólo la mente sino también las emociones. Y estoy luche que luche con eso, hasta escribí un cuento que tengo que seguir trabajando.

Me viene a la mente el final de la película “El show de Truman” con Jim Carrey despertando del engaño que fue toda su vida, buscando en medio de la tormenta algo de verdad (perdón si imprecisiones, la vi hace muchos años) determinado a ser libre o morir, hasta que el dios que controla su universo lo deja.

No sé, sigo en mi lucha hasta resolver esto, quizá hasta me den un nombre nuevo. Siempre creí que Claudia significaba coja, el sábado pasado me contaron, de buena fuente, que también significa nobleza.

Saludos y gracias por compartir tus experiencias. Espero la próxima entrega.

Gusmar Sosa dijo...

Pues sí Cludia, duelen las tragedias, sobre todo cuando no entendemos, y no nos engañemos aun entendiendo duelen. Aun cuando aprendemos a reir en medio de ellas, duelen. Pero la diferencia al entenderla es que sabemos que tiene sentido, aunque siguen doliendo. El Show de Truman es una de mi favoritas de la que ha protagonizado Carrey, contiene grandes verdades. Saludos.

ojo humano dijo...

Siempre me ha gustado, muchísimo la vida de Jacob, tan humano, tan parecido a nosotros en algunos tramos.

Indudable que cada experiencia narrada en la Palabra nos acerca a un principio que anima y fortalece nuestra vida.

Un saludo desde Chile, saliendo del invierno, por fin!!!!

Varo dijo...

La literatura esa peculiaridad tiene. Te mueve y hace reflexionar en muchos sentidos. Que bueno que le dedicas tiempo a la lectura, porque lamentablemente los cristianos no leen libros que no tengan sellos cristianos.

Existen tantos libros clasicos con mensajes realmente sorprendentes, que si lo juntamos con tu fe, olvidate el mensaje de Dios para tu vida va al doble con velocidad turbo.

Esperemos que muchos bros, tengan la disciplina y gusto por la lectura.

Dice una frase: " lee y conducirás, no leas y serás conducido"

Saludos
PD: Alguna vez les comente que el maestro Coelho entro en mi blog? que presumido soy XD

Isa dijo...

Pues a veces algunos autores se me hacen "jalados de los pelos", je,je. He leído libros de Coelho, pero a lo único que le busco algo hacia mí, es a la Biblia, lo demás lo tomo como buenas experiencias.
Saludos hasta el pueblito tranquilo en donde estás estimado Gusmar.

Gusmar Sosa dijo...

Hola Ojo Humano (se me hace raro referirme a ti de esta forma jajaj), Gracias por la visita, por acá el clima un poco cálido, y es cierto la palabra es así de grandiosa. Saludos.

Gusmar Sosa dijo...

Así es Varo,es necesario la lectura, a}has leído a Og Mandino??? Es un excelente autor, su obra más reconocida es "El Vendedor más Grande Del Mundo", el final es sorprendente, además de los principios revelados en cada capítulo. Saludos.

Gusmar Sosa dijo...

Gracias Isa por la visita, pues sí aquí todo tranquilo!!! Saludos.

febe* dijo...

Hoy ha sido la primera vez que he entrado en tu blog... lo sé, un poco tarde, no? :) mejor no trataré de poner excusas... :)
He leído sólo dos posts, pero me han gustado mucho. De hecho, el del día 24 de julio me ha emocionado, y me ha recordado alguna novela...
Tendré que leer más, porque veo que encontraré buenas recomendaciones bibliográficas... me encanta la lectura, pero quedé bastante saturada durante la carrera, y ahora busco lecturas que no me hagan sentir que he perdido el tiempo leyéndolas. Me gustan las qu e aportan algo, como en el caso de la que nombras, que a partir de una ilustración te hace pensar y te enriquece.

Bueno, después de este rollo... encantada de conocerte un poco más!

Gusmar Sosa dijo...

Hola Febe, me pregunto si eres Febe del blogs "Izando Velas", o Febe una amiga que hace años que no veo. De cualquier manera por acá tenemos un dicho que dice "Más Vale tarde que nunca", es cierto es una excusa también, jeje. Me alegro que te gute el tono y estilo del blogs, espero que en tus proximas visitas sigas encontrando post interesantes y que te edifiquen, de no ser así debo pensar seriamente en suspender el blogs, saludos.

febe* dijo...

soy febe de izando velas :)

Gusmar Sosa dijo...

Ok, es un placer tenerte por acá, he visitado tu blogs, y tanto tus post como el de tus compañeras son muy buenos. Saludos.

Brisa Nocturna. dijo...

Tremendo!.Creo que el punto de todo es este :

"Si usted prefiere aisle el principio del pasaje y encontrará sin prejuicios una gran verdad."

Buscare el libro.

=)

Gusmar Sosa dijo...

Ey te lo recomiendo, es excelente, me gustò demasiado.