jueves, 21 de mayo de 2009

AYER PUDISTE DESCUBRIRME...

Si ayer te hubieras detenido a mirarme directo a los ojos me habrías descubierto. Escondí la verdad para no lastimarme, trato de distraerme, pero no es tan fácil cuando te tengo frente a mí y me preguntas cómo estoy. No es tan fácil cuando sé que si en verdad quisieras saberlo no lo preguntarías, y lo preguntas…


Por eso respondí con lo que sé querías escuchar, habría sido mejor pasar por alto el formalismo, no es fructífero cuando solo es una mascara. Qué caso tiene preguntar cuando la respuesta no importa tanto.


De haber querido, habrías visto el trasnocho en mi rostro, rastro de mis búsquedas. La confusión me brota desde el alma y no es tan difícil notarlo, no para ti que me conoces cuando quieres conocerme. Habrías visto las huellas de tu recuerdo en mi memoria, el cansancio en mis pies al caminar y la incertidumbre en mis manos que se cansan de escribir historias nuevas.


Habrías encontrado en mi silencio la frecuencia con la que te extraño y en mi mirada lo perdido que me siento. Pero no escuchaste en el tono de mi voz la burla de mis miedos.


Si así lo hubieras querido habrías descubierto que comienzo a estar consciente de los límites de la vida y de la rapidez con la que el tiempo transcurre en estos días, que se debilita mi confianza en mí mismo, lo descubrirías si vieras la forma en la que sonrío.


Si ayer te hubieras detenido a mirarme… Por eso hoy he decidido que no habrá más encuentros… No me arriesgaré una vez más a ser descubierto por ti… Qué caso tiene ser descubierto cuando ya no importa...

10 comentarios:

Gustavo J. Ontiveros dijo...

Cuantas cosas serian distintas cuando uno siente esa frase si ayer hubieras ... o por lo menos es una sensacion que queda que algo seria distinto hoy

shalom

Gusmar Sosa dijo...

asì es brother, seguro nunca sabremos a ciencia cierta pues fue consumado por el pasado.Saludos.

amor y libertad dijo...

se pierde el misterio y se pierde el interés, cómo no

Carolina dijo...

Gusmar ¿qué tanto se resuelve el "si hubieras" con el dar-se a conocer, presentar-se o con el esperar ser conocido, escuchado?. Yo no tengo la menor idea. ¿Será que hay que ir a la "caza" de intersecciones no voluntarias con la permanente presistencia del encuentro?.

Abrazo

zafiro dijo...

es triste cuando se pierde el genuino interes y cariño y se cambia por una formalidad un cumplir con el otro ,cuando ya no captan lo que sentimos por que no nos observan como antes,porque ya no hay comunicacion ya no nos miramos a los ojos...
un abrazo.

Gusmar Sosa dijo...

Saludos santiago, còmo no... Buen punto para reflexionar!

Gusmar Sosa dijo...

Tal vez Carolina, somos tan extraños, "somos", eso "seres", existimos, y al parecer o en mi caso, hemos condicionado nuestra existencia a una felicidad externa, creyendo que todo se resuelve desde afuera, si nos interesa alguien somos felices en la medida en que ese alguien se interese por nosotros, pero la verdad creo que deberiamos aprender a ser felices con solo ser, y asì tal vez atraigamos lo externo hacia nosotros y no salgamos del ser a buscar ni encontrar.Es complicado, tantas realidades han venido a sustituir la esencia del ser...Tal vez desde este punto debo partir cuando ya no importa ser descubierto.Un abrazo.

Gusmar Sosa dijo...

Asì es zafiro, dejar de ver a los ojos es no querer encontrarse en el alma del otro.Saludos.

THE QUEEN dijo...

ME FASCINA EL NUEVO ESTILO, SE PARECE A TI... BELLISIMO LO ABRÍ ESTA MAÑANA ANTES DE IRME A LA UNICA........ CLARO EL CONTENIDO BÁRBARO... PERO... QUE TRISTE... SABES SABER "ALGO" SIEMPRE IMPORTA, CREEME AUNQUE CREAMOS Q NO, SIEMPRE IMPORTA... BESOS THE QUEEN

GUSMAR SOSA dijo...

Pues te creo. Saludos.