jueves, 13 de marzo de 2008

JIM... EL HOMBRE QUE APOSTÓ A LA UNIÓN.

La Gran Depresión fue una crisis económica mundial iniciada en octubre de 1929, y que se prolongó durante toda la década de 1930, siendo particularmente intensa hasta 1934. El desplome del precio de las acciones fue extraordinariamente intenso, alcanzando tintes dramáticos. Gran número de inversionistas vieron cómo su dinero, en muchos casos tomado a crédito, se volatilizaba en cuestión de días.

A diferencia de otras crisis anteriores, las medidas económicas tomadas por el Gobierno republicano de Herbert Hoover agrandaron notoriamente la depresión e impidieron la recuperación de la economía. Se estableció el control de numerosos precios con un intervencionismo particularmente agresivo en el sector agrícola. Una medida de enormes consecuencias negativas fue el establecimiento del arancel Smoot-Hawley en 1930, que condujo a una carrera mundial hacia el proteccionismo y el nacionalismo económico.

El resultado es el declive del comercio internacional. Las importaciones estadounidenses descendieron de 4.400 millones de dólares en 1929 a 1.500 en 1932, mientras que las exportaciones cayeron de 5.400 millones de dólares en 1929 a 2.100 en 1932. El comercio mundial y el PIB de los Estados Unidos se redujeron a un 66 y un 68%, respectivamente, entre 1929 y 1934. Las consecuencias fueron una década de deterioro del nivel de vida, de enormes cifras de desempleo, de trabajadores deambulando de un estado a otro de la Unión huyendo de la miseria y en pos de la supervivencia.

En este escenario se encuentra Jim, quien en otrora fuera un hombre público. Cuando su fama pasó Jim decidió invertir en la bolsa, el negocio de su vida. Pero la Gran Depresión le arruinó. Ahora no tiene nada. Y esto es alarmante cuando se es esposo y padre de tres hijos. Lo único que sabe haer es boxear, había sido boxeador profesional antes de la Gran Depresión, pero eso fue hace muchos años. Ya su edad no es la apropiada para la profesión. Y si decidiera volver al cuadrilatero sería para morir en el intento, o tal vez hacer el ridiculo, pues Jim tiene su mano derecha lesionada. Jim intenta con empleos foráneos, pero la crisis a disminuido la posibilidad de empleos. A su alrededor ve historias similares, padres que deben entregar a sus hijos en casas de refugios para ellos por no tener como alimentarlos, otros han dejado a sus esposas irse a casa de sus padres. Jim toma a sus hijos y esposa y les promete que nunca se separarán. Así que sin importar los riesgos Jim decide volver al cuadrilatero. Y es así como los Estados Unidos es testigo de una inspiradora historia de esperanza. El 13 de junio de 1935 Jim ó James Braddock se convierte en el nuevo campeón mundial de los pesados.

Jim demostró que el amor a la familia puede mantenernos en pie y hacernos vencer cualquier dificultad. Hoy día nosotros debemos seguir el ejemplo de hombres y mujeres como Braddock, que apuestan a la unión, que se arriesgan con el interés de no perder a sus parejas, a sus hijos. Ninguna crisis finaniera debe llevarnos a permirtir que la familia se desintegre. Ruego a Dios para que así sea. Mientras la familia permanezca unida siempre habrá opciones, siempre habrá salidas.

Hollywood a llevado la historia de Jim a la pantalla grande, y a pesar de las criticas que esta producción a tenido para mi es una de las mejores, su título es CINDERELLA MAN. Lo que podríamos traducir como HOMBRE CENICIENTA. Te invito a que la veas, yo títularia esta obra JIM, EL HOMBRE QUE APOSTÓ A LA UNIÓN.



4 comentarios:

Brisa Nocturna. dijo...

Vaya,no sabia la historia real de la pelicula.No la he visto,pero hare lo posible por hacerlo.Gracias por la reseña.

Bendiciones.

Alejandro Vazquez dijo...

Hola Gusmar,
Vengo a visitar tu blog. Saludos!
Esa historia es impactante, la película a mi me gusto también.
Es una historia 'tipo Hollywood' con la salvedad de que es de la vida real.
Estoy colocando un link a tu blog desde el mío.
Abrazos

Gusmar Sosa dijo...

Bueno, espero puedas ver la película, a mi parecer brinda una serie de lecciones que son importantes.

Gusmar Sosa dijo...

Ey Alejandro que gusto tenerte por acá, es todo un honor. Espero disfrutes de los post. También e colocado un link al tuyo desde el mío. Te felicito por tu blogs mi brother