martes, 7 de abril de 2009

LIBERTAD, INCLUSIÓN Y HOMOSEXUALISMO...

Claudia Lama es una hábil escritora que publica en el blog Otro Angulo. A juzgar por sus artículos yo puedo decir que es una amante de la libertad. Lo comento porque hace algunos días respondió a uno de mis comentarios con una frase que me confrontó: "La misión de la iglesia no es la de portero que discrimina quién entra o quién no".

Presumiendo de conocer a Claudia he asumido que con “la misión de la iglesia” no se refiere al sentido que desnuda la organización dentro de un templo sino más bien a la posición a la cual hemos sido elevados todos aquellos que nos colgamos de la gracia divina esperanzados en el sacrificio de Cristo como medio de salvación. Me detengo aquí para destacar que tal posición no es delimitada por las líneas divisoras de las religiones, aunque muchos han querido enseñarlo así; pero no quiero extenderme en esto ya que el propósito de este artículo es compartir el resultado de la confrontación a la que he sido sometido el fin de semana pasado con la ilusión de que sirva como punto de reflexión para quienes se detengan aquí por un momento.

Pensé en mi amor por la libertad, que me ha llevado lejos de preceptos heredados, por el que he abandonados círculos que fueron parte de mi historia, por el que he sido señalado y criticado por algunos de los que en otros tiempos me llamaron hermano. Pero descubrí que mi amor por la libertad ha sido amor por mi libertad, y podría abrir un paréntesis para algunas salvedades pero serían argumentos para defenderme y seguir viendo la libertad a mi manera.

Iré directo al punto, presumir de no criticar y aceptar a quienes viven un cristianismo fuera de las paredes de un templo y de aceptar hasta cierto punto y según la honestidad e intenciones a quienes viven un cristianismo de templos no refleja mi amor a la libertad, sino más bien desnuda mis experiencias. Verán, he sido cristiano de templo y he visto que a esos lugares asisten personas sedientas de la verdad, he sido cristiano en veredas solitarias y entiendo que no te hace cristiano un aval o membresía sino caminar con la ilusión de seguir las huellas de Cristo. Es fácil no ser portero del cielo cuando uno se identifica con las vivencias de otros, es fácil justificar errores cuando son los mismos que hemos cometido y hablar de inclusión en terrenos donde hemos sido excluidos, y en este punto recibo una bofetada de la monja lecter de Argentina.

El asunto es que el hilo que me llevó al post de Claudia fue una parada en el blog de la Monja Lecter donde defiende su pasión por la inclusión (ver aquí el artículo de la Monja Lecter, el asunto de su pasión por la inclusión es interpretación mía). Y al llegar al post de Claudia me pregunté cuál es mi posición ante la inclusión de los homosexuales dentro del cristianismo y el término iglesia. Mi respuesta inmediata fue que yo podría aceptar tal inclusión de acuerdo al esfuerzo de tal individuo por definir su orientación sexual, ignorando el detalle de que ya lo ha hecho, ya ha definido su orientación sexual. Sin embargo el centro de mi reflexión no es el homosexualismo pero si hoy tuviera que emitir un comentario al respecto diría que no soy nadie para pretender la exclusión de un homosexual dentro del término iglesia, ni siquiera de los círculos autodenominados cristianos, que no debo levantar la voz para exigir un cambio de orientación sexual o conductual como condición para aceptarles en mi entorno y en algunos caso “avalar” su inclinación hacia el cristianismo, después de todo no he sido llamado ni autorizado para hacerlo.

Entiendo que algunos templos funcionan como club donde el ingreso es condicionado por una serie de normas (muchas de ellas me mantienen al margen de sus entradas), sin embargo hago un llamado a que consideren tal posición, ya que se hacen llamar “iglesias cristianas”, a que alineen sus normas al concepto del cristianismo entonces, y con más fuerza a que no insistan en adoctrinar a sus miembros con el vicio de que esas normas aplican a la entrada al cristianismo y son condiciones del amor de Dios.

Si amo la libertad no debo pretender encadenar a otros y encasillar el concepto de la libertad a mis gustos y normativas, si amo la libertad no debo condicionar la inclusión. En cuanto al tema de los homosexuales que pretenden y han abrazado el cristianismo por ahora no tengo mucho que decir pero citaré una frase de una conversación que sostuve con una amiga minutos antes de publicar este post:

“… la gente cristiana, en masa, en grupo, se equivoca sobre lo que es gracia. Se equivoca lo que es fe, y se equivoca lo que es santidad. A través de la santidad quiere llegar "al cielo", y no a través de la fe. Y a través de la fe condena a la gente…”

Y diré que por ahora no “conozco mucho sobre la doctrina de la sexualidad de las personas”, frase con la que recibí una bofetada de la misma amiga, la que yo interpreté como un “mejor no te digo ahora lo que pienso porque te enrollo”, actitud que agradezco por el momento. Pero seguiré reflexionando sobre este asunto, y mientras lo hago tendré presente que no soy un portero del cielo.

16 comentarios:

Regino Mosquera dijo...

Hola!!!
Yo creo que la respuesta de todo es ver el Cristianismo como realmente es; la doctrina de Jesucristo.
¿Cómo actuó El ante frente a los que los prejuicios de aquella sociedad señalaban? La Biblia lo dice...
Sólo el que está libre de pecado tiene derecho de lanzar la piedra... Él no lo hizo.
Saludos.

Gusmar Sosa dijo...

Muy sabia respuesta amigo mìo, sobretodo viniendo de alguien que ha crecido en esa sociedad en la que es más facil lanzar la piedra a averiguar qué diablos es estar libre de pecado!Saludos hermano.

fb* dijo...

Cristo no lanzó la piedra, pero el único capaz de hacerlo: el único libre de pecado. Le dijo a la mujer adúltera: vete, y no peques más. Con esta sencilla frase de venía a decir: sé lo que has hecho, pero te perdono: no lo hagas más. Le dió otra oportunidad. La gracia da oportunidades. La libertad verdadera es aquella que da Cristo (Si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres)...
Bueno... se podría hablar mucho del tema...
Ya hablaremos... :)

Gusmar Sosa dijo...

Hola fb*, claro que hablaremos, de hecho mucho pendiente por hablar!!! jajajaj. Un abrazo.

leo_on dijo...

Tienes Razon, ahora mismo procedo a quemar 1a Corintios 6:9, total, sale sobrando por lo que veo.

Saludos...

Jaaziel dijo...

Hola Gusmar!
Muy interesante el tema...
Sin duda la Palabra es merdianamente clara al respecto.. bien cierto que como lo es en otros muchos aspectos, y no parece que les prestemos tanta "atención"
Para mi hay cosas que me han arrojado mucha luz en el tema, uno es directamente Pablo, cuando en Romanos, refiriendose a muchos pecados, y a nuestras pasadas maneras de vivir dice "eso antes eraís algunos".
Lo otro es algo que mi dijo un amigo muy querido, y no olvido "No conozco a ningún homesexual que se haya perdido por serlo, sino por no conocer a Cristo"
Un abrazo

Claudia Lama dijo...

Gracias

Gusmar Sosa dijo...

Saludos Le_on, lo que propongo es una reflexiòn, no te obligo a quemar pasajes biblicos, màs bien a estudiarlos, a ir màs allà de lo que se ve a simple vista, a buscar herramientas para llegar a la interpretaciòn correcta, etc. Y sobre todo brother, intento poner en claro que sea como sea no somos llamados a excluir, es ridiculo pensarlo. Saludos desde Venezuela.

Gusmar Sosa dijo...

Jaaziel, un gusto leer tu comentario, tienes un blog interesante. Bien hermano, cierto es, yo mismo he estado evadiendo este tema, pero hay que ser honestos y chocar contra prejuicios para derribarlos. Me gusta lo que te dijo tu amigo.Gracias por pasar.

Gusmar Sosa dijo...

Claudia, a ti.

leo_on dijo...

No somos llamados a excluir? vale en primera instancia suena excelente, pero entonces que hacemos entonces con 1 Cor 5:11???

Gusmar Sosa dijo...

Brother con ese texto lo que puedes hacer es estudiarlo, fijate una teologia pastoral es siempre hija de su tiempo y de su contexto, no es una doctrina. y no cabe dentro de la teologia del cuerpo evangelico apostolico propiamente dicho.Sin embargo no estoy dictando sentencia, de hecho no estoy llamado a hacerlo. La actitud de exclusiòn a mi parecer solo desnuda cierto fanatismo y fariseismo, y no señalo a nadie que defienda la exclusión, pues entiendo que muchas veces son actitudes heredadas y condicionadas por el transfondo cultural y religioso. Aun asì me parece interesante el dialogo, cualquier otro comentario dispuesto siempre a contestarlo.

MonjaGuerrillera dijo...

Veo que algunos comentarios tienen toda la potencia vigente de lo que se produce cuando se suma obcecación y obstinamiento, no cuando se unen Biblia y Fe.

Ya que me citas en algunos párrafos y me "nombras" según la lecter, voy a responderte en mi blog nuevo, apenas el Éxodo (la páscua?) acabe y la empresa de Hosting me habilite la dirección.

Dado que yo nombro, especifico y señalo, no quiero usar tu blog para que lo que diga se considere ataque, molestia, alusión, hostigamiento, etc.
Gracias
Saludos.

Gusmar Sosa dijo...

Hola Monja, Veo que agudizas cada vez màs tu habilidad de observaciòn...Y bueno, desde ya espero leer el post de la Monja Lecter, que de paso su tono me parece muy atractivo, jajaja, Un abrazo.

33 dijo...

AV,無碼,a片免費看,自拍貼圖,伊莉,微風論壇,成人聊天室,成人電影,成人文學,成人貼圖區,成人網站,一葉情貼圖片區,色情漫畫,言情小說,情色論壇,臺灣情色網,色情影片,色情,成人影城,080視訊聊天室,a片,A漫,h漫,麗的色遊戲,同志色教館,AV女優,SEX,咆哮小老鼠,85cc免費影片,正妹牆,ut聊天室,豆豆聊天室,聊天室,情色小說,aio,成人,微風成人,做愛,成人貼圖,18成人,嘟嘟成人網,aio交友愛情館,情色文學,色情小說,色情網站,情色,A片下載,嘟嘟情人色網,成人影片,成人圖片,成人文章,成人小說,成人漫畫,視訊聊天室,性愛,聊天室,情色,a片,AV女優

王菲Fay dijo...

That's actually really cool!AV,無碼,a片免費看,自拍貼圖,伊莉,微風論壇,成人聊天室,成人電影,成人文學,成人貼圖區,成人網站,一葉情貼圖片區,色情漫畫,言情小說,情色論壇,臺灣情色網,色情影片,色情,成人影城,080視訊聊天室,a片,A漫,h漫,麗的色遊戲,同志色教館,AV女優,SEX,咆哮小老鼠,85cc免費影片,正妹牆,ut聊天室,豆豆聊天室,聊天室,情色小說,aio,成人,微風成人,做愛,成人貼圖,18成人,嘟嘟成人網,aio交友愛情館,情色文學,色情小說,色情網站,情色,A片下載,嘟嘟情人色網,成人影片,成人圖片,成人文章,成人小說,成人漫畫,視訊聊天室,性愛,a片,AV女優,聊天室,情色