viernes, 17 de abril de 2009

LA SUJECIÓN Y LAS PALABRAS MAGICAS...

Hace algunos días acepté la propuesta de compartir reflexiones de veinte minutos a través de un programa en una estación radial cristiana de mi ciudad. Intento centrar mis reflexiones en principios que se desprenden de la Biblia en oposición a los argumentos anticristianos que se transmiten como vicios en algunas congregaciones.

Ayer, apenas culminé la reflexión del día recibí una llamada de una mujer que apuntó mi número celular…

- Hola hermano, Dios le bendiga.

- Hola, buenas tardes, ¿quién me habla?

- Soy “X” y acabo de escucharle en la radio.

- Hola “X”, un placer, dime en qué puede servirte.

- Pues verá hermano, asisto a la iglesia y me convertí al evangelio hace un año, mi marido lo hizo hace seis meses. Vivíamos en concubinato y nos casamos hace un mes, para podernos bautizar, y preparamos todo para nuestra boda eclesiástica que celebraríamos el próximo domingo…

- ¡A qué bien! Felicitaciones “X”.

- Gracias hermano, lo que sucede es que la semana pasada mi marido tuvo una discusión con un vecino y le habló con groserías… El asunto llegó a oídos de mi pastor y en una reunión le dieron un mes de disciplina, así que ya no podremos casarnos este domingo porque el pastor nos dijo que en disciplina no puede celebrarse la boda eclesiástica… Me siento muy mal.

- Entiendo, “X”…- Ella me interrumpe antes de que yo pueda continuar…

- Yo sé que no puedo hacer nada, mucho menos quejarme, pues él es la autoridad y debo sujetarme.

En este punto me muerdo los labios para no confrontarla en una conversación telefónica que no dará para diez minutos más y con el tiempo insuficiente para asegurarme de que ella pueda entender, aun así me enciendo de cólera, pero mantengo la calma mientras le sugiero:

- Pero mira, por qué no intentas hablar con tu pastor y explicarle cómo te sientes y cuánto has esperado ese día, tal vez considere su decisión.

- No hermano, debo sujetarme, aun así no puedo dejar de sentirme mal.

Escucho su voz temblar y deduzco que llora… Ella continúa:

- Solo quería que usted me diera una palabra para no sentirme mal.

En este punto no sé si colgar o no. No sé cuál de sus vicios es más grave: su mansa entrega a la esclavitud de la sujeción o su esperanza en las palabras mágicas.

- Bien, “X”, la verdad es que es natural que te sientas mal y una palabra no podrá cambiar tus emociones y sentimientos. Solo puedo decirte que muchas de esas cosas no deberían ocurrir y no deberíamos permitirlas. Que todos fallamos y no debes permitirte nunca creer que una falla te hace inferior a otro. Y espero que puedas cumplir tu sueño de celebrar una boda eclesiástica.

- Gracias hermano, me siento mejor. Todo será para bendición.

Corto la llamada, asombrado del poder de los vicios sobre el alma y lamento por ella ese “todo será de bendición”. Pero la esclavitud ha sido su decisión y pienso que se necesitan más de veinte minutos diarios y más de un programa radial para educar a una población cristiana que tiene la necesidad de romper las ataduras impuestas por la religión y que no se permite disfrutar de la libertad que con agonía consumó el Hijo de Dios. Por un momento siento que tal vez es tonto mi esfuerzo, pero concluyo en que es mucho mejor ser un tonto esforzándose y no un esclavo manso ante los vicios transmitidos.

* Si eres uno de esos lideres, amantes de la sujeción a ti en nombre de una mal llamada “unción”, recapacita pues estas entre los soldados que juegan con el manto de Cristo agonizando por la humanidad.

* Las palabras en cursivas sugieren desarrollos de otros temas en próximos post.

26 comentarios:

THE QUEEN TAIS dijo...

DIOS MEJOR ME CALLO... Y NO HABLO... BESOS... THE QUEEN

MonjaGuerrillera dijo...

Su mansa entrega a la esclavitud de la sujeción o su esperanza en las palabras mágicas....

Primero cayó en una trampa de nutrias. (hay gente que necesita dejarse atrapar porque esa es la única manera que entiende una regulación del caos en su vida)
Y ahora no puede salir.
La falta de educación integral le crea una necesidad de pertenecer a un grupo, y la falta de educación integral le evita las herramientas de poder liberarse de un grupo que le genera más caos todavía.
De enfermedad en enfermedad.
Pobre gente.
Y que sinvergüenzas esos líderes.
Yo no me callo. Ni pienso callarme.

Isa dijo...

Creo que el Señor te está colocando en una situación en la cual puedes hablar.Que sea siempre tu hablar de él, por él y en él. Pobre hermanita con la que platicaste. Ya ves que en la Biblia dice que erramos porque desconocemos las escrituras, tú estás ahí para eso querido Gusmar, para enseñarles.
Saludos hermano.

Jenny dijo...

Eso es desastrozamente común y lamentable, ojalá puedas hacer algo al respecto, que Dios te guíe

Saludos

Gusmar Sosa dijo...

Tais, un abrazo. Pues si, ya sè por què te callas.

Gusmar Sosa dijo...

Monja Guerrillera, tienes razòn creo que debemos continuar alzando la voz, cada vez más fuerte. Lo he asumido como un deber, y aunque tal vez aun me falta compromiso con mi deber estoy tratando. Hay que restarle espacio a esos lideres,nosotros el caos del caos.Un abrazo.

Gusmar Sosa dijo...

Hola Isa, un gusto que estes por aquì.Es cierto, solo espero que la gente estè dispuesta a escuchar, pues de lo contrario serà en vano hablar, pero allì vamos.Saludos.

Gusmar Sosa dijo...

Hola Jenny, tristemente tienes razòn, muy comun. Luchemos contra lo comùn por un cristianismo verdadero.Saludos.

leo_on dijo...

Me recordo una predicacion donde el predicador decia...

"Somatela hermano, somatela"...

Cosas que pasan y desgraciadamente sigen pasando aunque ahora con menor regularidad, almenos, es mi percepcion.

Gusmar Sosa dijo...

Saludos leo_on. Pues esperemos que un dìa podamos decir "ya no pasan". Es gracioso lo de "somatela".

Damian dijo...

Hola!

Lamentablemente, me parece que por mucho tiempo seguiremos viéndolas con estos pseudo-pastores. los cuales en realidad son los lobos disfrazados de los cuales habló Jesus, y también Pablo, que no "perdonan al rebaño".

Disiento y concuerdo con Monja cuando dice que, parafraseando, para bailar este vals hacen falta dos. Concuerdo en el hecho de que para que alguién sea sometido el mismo debe estar "negociando" o consiguiendo algo a través de ese sometimiento. Y disiento, porque esta es una relación en la que hay una parte fuerte y una débil. La fuerte es la que te ofrece el paraíso islámico a cambio de la sujeción, y la débil es el pobre infeliz que se deslumbra con los
beneficios (de cualquier índole) que va a recibir a cambio. Llamale ambición, si queres, ok, pero lo del lider ¿Cómo se llama?

Concuerdo finalmente con que no-hay-que-callarse!!!

Abrazos

Damian dijo...

Agrego, ¡que espantoso el "todo será para bendición"! sentí la misma sensación que cuando leí el último parrafo de la gran novela de Orwell, Big brother, en la cuel el protagonista muere "amando" al gran hermano...

Es terrible el control de los pensamiento que se da en las estructuras de sometimiento eclesiásticas, sufrís como loco, para al final descubrir que "amas" aquello que te ha destruido la vida. Yo escapé a tiempo!

Felicitaciones por tu artículo,

saludos,

Gusmar Sosa dijo...

Hola Damián, es un placer tenerte de visita por casa. Si, yo escapé también, puede que tarde, depende desde donde yo lo mire, ya sabes, pero escapé.Y ahora trato de aportar algo para aquellos que no conocen la ruta, ahora bien, coincido contigo y la idea que expresa la monja, se necesitan dos. Y es triste que muchos insitan en creer que el sometimiento es el puente para una gran bendición. Claro, hay responsabilidad no solo en esos que se llaman "lideres", y que además presumen de astucia (que es más bien estupidez a la larga, otro tema) sino también la hay en esa gran masa que abraza el sometimiento y la sujeción.
Un placer conversar contigo.Saludos.

Jaaziel dijo...

Tremendo Gusmar... triste y tremendo

El Perro dijo...

Leo tus palabras gracias al Twitter de Carlos el Samurai y aunque suenan increibles son parte de una cotidianeidad terrible...

Entiendo tu punto y tu prudencia, también he tenido que morder mi lengua...

Damian dijo...

ayyyy Dios, la "gran novela de Orwell" se llama "1984" y no Big Brother, eso me pasa por escribir a las apuradas..., disculpas...

Regino Mosquera dijo...

Hola!!
Coincido con lo que planteas, y tambien con Damian respecto a lo del "Fuerte y Débil" por lo me abstengo en cierta de comentar la "Sujección" Talvez porque no he escapado todavía y cavar el tunel ha cansado mis manos.
En cuanto a las palabras mágicas, si quisiera comentar que dentro de lo que el dolor pueda significar desde lo emocional, también puedo creer que quien pide una palabra "mágica" quiere una ayuda para racionalizar su decisión de sujetarse, que bien podria interpretarse como un deseo insospechado de escapar.
Saludos!!!
Un Abrazo.

Gusmar Sosa dijo...

Asì es Jaaziel, espero un dìa dejaràn de ser estas cosas.

Gusmar Sosa dijo...

Asì es brother, a veces se hace daño cuando se habla, y a veces es inevitable hacer daño, pero unas pocas veces se debe evitar lo inevitable, esperando siempre un mejor momento.

Gusmar Sosa dijo...

Entiendo borther, gracias por el cuidado de venir a aclararnos!!! Saludos.

Gusmar Sosa dijo...

Regino, brother, entiendo lo que dices, y yo confìo en que encontraràs la ruta, donde la libertad es libertad verdadera...Saludos.

El Peregrino dijo...

Brother, palabras hipnóticas me atrevería a decir, que desenbocan en "lavados de cerebro".

Alguien dijo algo así como que “Una mentira, repetida muchas veces y por mucho tiempo, se transforma en una verdad”

Y justo eso pasa con palabras como "sujetarse" y otras tantas...

Por cierto el que inventó esa frase no era cristiano, pero parece que los mandatarios-seudo-cristianos han aprendido mucho de él ¿Sabes quién la dijo? Pues Adolf Hitler.

Un abrazo brother

Seda dijo...

gracias a Dios que te he encontrado!!!!
estuve en una congregación cristiana por ocho años y me sucedieron tantas cosas inconguentes, como ésta que relatas, inconguentes con el amor divino, que decidí marcharme, pero aún conservo el amor hacia el Altísimo. Decidí alejarme del cristianismo e investigar otras fés. En conclusión me di cuenta que Dios existe, Él es energía y amor, pero no se le puede encerrar en una fe ciega, en una sóla religión y dentro de parámetros que sólo nos hagan sufrir. El Amor debe ser la banadera de la humanidad, por que Dios es Amor.
Hoy me dedico a la literatura y mi bandera es el amor incondicional hacia los pobres, los desamparados y hacia todo quien que lo necesite.
También toco otros temas sociales y escribo poesía de amor en general.
Perdón por todo lo que te he escrito, pero fue importante encontrarte, espero me entiendas, y no quiero ir en contra de tu fe y principios, sólo comparto contigo los mios.
te dejo un beso.

Gusmar Sosa dijo...

Hola Sandra! vaya, un honor conocerte... Pues bien espero sea fructifero el encuentro. Claro te entiendo perfectamente, y no te preocupes nada podría ir contra mi fe y mis principios... Un verdadero placer. Sigue adelante sin detenerte, otros necesitan conseguir lo que tu has conseguido.

Dion© dijo...

:( que caossss.

Luis Enrique Alvarado dijo...

Increible pero cierto!!!
Sabes an llegado a la Iglesia personas que han sido lastimadas por este tipo de liderazgo.

Saludos