viernes, 9 de mayo de 2008

EL FRUTO DE MI AFLICCIÓN

He llorado en estas noches, a veces es dificil no hacerlo... Sé que muchos de ustedes lo sabe.

Anoche cuando ya mis lágrimas cesaban mi dolor dio a luz. Si señores, y con el orgullo de un padre que sostiene en sus brazos por primera vez a su hijo recien nacido les presento el fruto de mi alficción:


"HOY CAMBIO MI DOLOR POR UNA ILUSIÓN;

MI INCERTIDUMBRE POR FE

MI LLANTO POR UNA CANCIÓN,

MI DECEPCIÓN POR ESPERANZA.

LA BATALLA NO HA TERMINADO, LO SÉ,
AUN SANGRA MI HERIDA...

PERO ME MANTENGO EN PIE

PUES MIENTRAS HAYA VIDA,

SIEMPRE HABRÁ UNA BATALLA QUE LIBRAR...

Y YO HE NACIDO PARA GANAR".


8 comentarios:

Claudia Lama dijo...

Gusmar. El dolor, cuando produce esos frutos, es para vida. Gracias por tus letras. Dios te bendiga.

Gusmar Sosa dijo...

Hola Claudia, un gusto tenerte por acá. Así mismo es, por eso a quienes amamos a Dios todas las cosas nos ayudan a bien, no es que el dolor sea bueno o que nos deba gustar, sino que a la final sus frutos serán positivos para nuestro caminar por el sendero de la vida. Saludos y bendiciones

Brisa Nocturna. dijo...

Los frutos del dolor son los de mejor sabor, o no?.

Sigue escribiendo amigo.

Gusmar Sosa dijo...

Así es,l sabor en el alma es un deleite que logra hacrnos olvidar la aflicciòn misma.

Isa dijo...

¡Qué linda poesia! ¿te dolió mucho?. Gracias a Dios que en él somos más que vencedores.
Recibe mis más sinceros saludos.

Gusmar Sosa dijo...

Hola Isa, sigue doliendo, pero es parte del proceso del duelo, tu sabes. Pronto será solo un recuerdo, aleccionador, o consolador,quien sabe, ya veremos.Saludos.

PAFIO vuperiodista@gmail.com dijo...

Hola Gusmar sorry por no haberte escrito pero estuve enferma y hoy pues leí este post y sabes algo que aprendí es que en estas cosas es donde conocemos más a Dios, como sabremos, que es Refugio, Consuelo, si no pasamos muchas veces por el dolor...que bueno que aún en debilidad podemos recobrar fuerzas en Él...Dios te Bendiga

Gusmar Sosa dijo...

Hola, si te extrañé. Y estuve visitando hace días tu blogs y noté tu ausencia en él. que bueno que la lectura te halla ayudado. Bendiciones